La elegancia de Mad Men

Una de mis series favoritas no es otra que Mad Men, ya he hablado antes de ella, inspirada en los años 60, en Nueva York.

Es una serie que ha pasado bastante desapercibida entre el público, pese a que la crítica no se cansa de alagarla y que ha recibido una interminable sucesión de premios.

A mi esta serie me parece una inmensa obra de arte, te transporta a una época, a un mundo completamente distinto, elegante, seductor y muy duro. Entre el humo del tabaco vislumbras unos personajes que se encuentran atrapados en si mismos, son personajes complejos, contradictorios en muchos casos.

Pero no son ellos lo único que te atrae de esta serie, es su belleza, los trajes impecables, las mujeres con el pelo y los vestidos perfectos, el humo que siempre es protagonista de todas las escenas, el alcohol, una ambientación magistral…

(Aviso SPOILER de la 4ª temporada)

En esta última temporada han cambiado muchas cosas, una de las evoluciones de los personajes que más me ha gustado ha sido la de Peggy, que al principio no me caía demasiado bien, pero esta última temporada ha madurado, mostrándose mucho más segura de sí misma, con mucha más fuerza como personaje, defendiendo sus ideas y sintiéndose cómoda en su trabajo, en un puesto que antes, por ser mujer, muchos la infravaloraban.

Hemos visto la vida de Draper tras el divorcio, como se le derrumbaba todo, convirtiéndose incluso en un alcohólico. La muerte de Anna, que fue un duro golpe para él. Mantener una empresa recién nacida. Esta temporada, quizás ha sido en la que más hemos visto sus debilidades y su infelicidad.

Otra trama que me ha resultado brillante, a sido la de su hija, Sally. Poco a poco a lo largo de la serie, la niña ha ido adquiriendo protagonismo llegando a convertirse en uno de mis personajes favoritos.

Y por último, mi personaje favorito, Joan, en esta temporada hemos visto como el desgraciado de su marido se iba a la guerra (me atrevería a decir que todos soñábamos con que muriese allí), su soledad y como, en un momento de debilidad acabó de nuevo en brazos de Roger. La relación que hay entre estos dos me parece muy curiosa, la verdad es que son de los pocos de esta serie que diría que se aman de verdad.

En cualquier caso, esta temporada me ha encantado y hay que destacar algo, ha sido bastante más humorística que las anteriores. Siempre recordaré a la señora Blankenship😛

Esta entrada fue publicada en Mad Men y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s