Bon Temps y Mystic Falls (2ª Parte)

Anteriormente en este blog, os hablé de los principales protagonistas de dos series que me encantan True Blood y The Vampire Diaries, ahora vuelvo porque aún queda mucho que comparar entre estas dos series.

Recuerdo que esto va a estar plagadito de SPOILERS! (Ah, y si alguien a quién critico os cae bien, ignoradme, tiendo a ser muy exagerada con mis manías, pero no quiero ofender a nadie)

La mejor amiga:

Tara Thorton VS Bonnie Bennet

   

Ambas hacen el papel de la mejor amiga de la protagonista, sin embargo son muy diferentes.

Tara es una chica que ha sufrido muchísimo a lo largo de su vida, con una madre alcohólica que la pegaba y que no cuidaba de ella, por lo que su personalidad se ha resentido y es una persona con mal carácter, más bestia que un arado, casi incapaz de conservar un empleo. En la primera temporada me encantaba, porque me encanta la Tara fuerte y de mal humor que va chillándole a la gente, sin embargo a partir de la segunda temporada le han ocurrido tantas cosas que ahora está traumatizada perdida, pero yo alucino con su trauma con Huevos, joder, que lo conocía de dos semanas y encima gran parte de esas dos semanas estaban poseídos por Maryann y ni siquiera lo recuerda, de que va ahora tirándose una temporada llorando por las esquinas con cara de víctima. Pero por si eso no fuera poco, apareció Franklin, un vampiro la mar de simpático que escribe muy rápido los mensajes de móvil y que la secuestró porque estaba enamorado de ella (y también como una puta regadera) después de que consiguiese escapar, Franklin se hizo puré en sus mismas narices, así que toda esta horrorosa experiencia no contribuyó en alegrarle la vida a Tara, que decidió que para superar tanto dolor quería llevar el pelo a lo 11811. Y ahí nos hemos quedado.

Ahora tenemos a Bonnie, la mejor amiga de Elena. No se si soy yo, que miro mal la pantalla, pero no os parece que tiene la boca algo así como TORCIDA! Me pone muy nerviosa mirarla por eso, solo veo su sonrisa. En fin, prejuicios faciales aparte, Bonnie es una bruja, su poder le vino así por inspiración divina un día que se aburría y decidió visitar a su abuelita que le comentó así de pasada que tenía superpoderes y que era una bruja chachi piruli. Así que Bonnie se leyó el libro mágico y ahora puede hacer que a los vampiros les duela la cabeza. Ah, pero no sabe desactivar aparatos mágicos mata-vampiros. En fin, resulta que la chica me cae como una patada, va por ahí sonriendo to digna, mirando mal a todos y metiéndose con Damon, cosa que me enerva. ¡A que vienes tu a quemar vampiros, mírate, eres una bruja! En fin, que la niña es cansina, repelente y mala amiga, porque no tiene reparos en mentir a Elena cuando le conviene o en repudiar a una Caroline recién convertida.

Finalmente, tras haberme quedado a gusto, está claro que prefiero a Tara, por muy traumatizada y pesada que haya estado en estas dos ultimas temporadas, no puedo ver a Bonnie ni en pintura.

La ”baby vampire”

Jessica Hamby VS Caroline Forbes

    

Se trata de las dos vampiresas recién convertidas, que tienen que aprender a vivir con ello.

Jessica siempre había sido una buena chica, muy religiosa con unos padres bastante opresores, su padre la pegaba. Hasta que un buen día Bill mató a un vampiro para proteger a Sookie, fue juzgado y se decidió que tenía que convertir a alguien para saldar su deuda. Y así fue como sin comerlo ni beberlo (bueno, bebiendo si xD) Jessica se transformó en vampiresa. La chica lo pasa mal, porque como ella misma dijo, tiene al peor maestro del mundo, que pasa de ella como de la mierda y que no le enseña nada (por suerte está Pam y sus consejos para  deshacerse de un cadáver (ADORO a Pam)) además será virgen eternamente (toda una putada). La pobre está más perdida que un vampiro vegetariano en un banco de sangre. Y su relación con Hoyt es de lo más mono que he visto en la serie, son adorables. Y ella en si es adorable.

Caroline, ya me encantaba su personaje antes de convertirse, me encanta más si cabe ahora que es una vampiresa. Otra que ha recibido poca ayuda es Caroline, la pobre pasó su conversión sola sin saber que le estaba pasando, todo porque Kahterine la mató teniendo la sangre de Damon en las venas. Caroline es otro personaje adorable, además el haberse convertido la ha ayudado a madurar y en cierta forma a moderar su carácter neurótico. Es genial, sincera y una buena amiga. Pasa de ser la típica rubia tonta a una vampiresa la mar de aceptable, para su corta edad.

Ais, tengo que escoger a una, ¿verdad? Lo peor es que yo misma me he puesto en esta situación… las dos son de mis personajes favoritos en sus respectivas series, venga, me quedo con Jessica, pero porque tiene un blog y me hizo mucha gracia (en uno de los vídeos tiene como estrella invitada a Pam y en otro a Hoyt xD).

Y bueno, me temo que eso es todo por hoy, hay tantos personajes y tan poco tiempo…

CONTINUARÁ!

Bon Temps y Mystic Falls (1ª Parte)

Esta entrada fue publicada en The Vampire Diaries, True Blood y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bon Temps y Mystic Falls (2ª Parte)

  1. Pingback: Bon Temps y Mystic Falls (1ª Parte) | Érase una vez una serie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s